Creador del tema: Aizen
Mi hartazgo con el anime
Respuestas: 8 Visitas: 337
#1
Aizen
Reina de los piratas
Desterrado
  • 938
  • 98

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime
Holita  Lengua

Ayer salió este tema en discord conversando con Sardina (ahora Pepinillo) y he decidido hacer un tema sobre mi hartazgo con algo que hasta hace no mucho era mi hobbie principal y hacer un análisis con un poco de profundidad sobre las causas.

Primero de todo, según MyAnimeList tengo vistos unos 400 animes, mangas más de 500 pero no los tengo apuntados. No es ni una pequeña parte de toda la cantidad ingente de anime que hay y que se produce anualmente, pero es el suficiente como para cansarme. Me explico:

Genérico y cliché

No hablo por todos los animes, pero si por una inmensa mayoría cuando digo que al haber tanta cantidad de anime en producción o que ya ha sido producido, las ideas no dan para más cayendo en tópicos, clichés y en historias o personajes genéricos. El motivo de esto es claro, cuando hay 10 mil series no todas pueden ser únicas o diferentes, porque es imposible. Hacer 10 mil personajes distintos, 10 mil diseños distintos, 10 mil historias distintas es muy complicado, más aún si encima la presión por triunfar y gustar limita la capacidad para crear algo original, diferente.

Es algo entendible, ¿no? pero no por ello libre de pecado. Puede ser imposible a veces crear algo verdaderamente único, pero siempre, en los pequeños detalles, puedes tener la oportunidad de crear algo que te diferencie y esto es algo que muy pocos (en una comparativa con todo el anime) hacen. Al final te acabas cansando.

Pero.. ¿esto pasa en otras industrias? rotundamente sí. Pero ni siquiera en el cine, ni en la música, ni en los videojuegos, ni en la series de imagen real, pese a que pecan mucho de genéricos y clichés, llegan al nivel del anime. ¿Por qué? Hay muchas más películas que animes, por poner un ejemplo y es ya bien sabido que las productoras de cine tienden como todos a cuidar su dinero no permitiendo hacer cosas realmente distintas pero aún así hay muchas más películas, historias o personajes únicos que en el anime. 

¿Cuál puede ser la explicación? lo fácil sería decir que al haber más cine hay más posibilidades de crear algo bueno.. pero precisamente la cantidad es el problema en el anime. Aquí entro en un tema de sensaciones, y la mía es la de que hay mucho más cliché o historias genéricas en el anime que en otras industrias (exceptuando la música, que si te paras a analizar las cosas que cuentan en las canciones y dios xd) PERO, un cliché y genericismo creado por el propio mundo del anime y el manga.

Pero sea cual sea la verdadera causa la realidad es que acaba hartando impidiendo ser para mucha gente un hobbie para siempre, como es mi caso.

Al final para mi el anime hoy en día está pasando a ser una fuente de memes  Nico

Y.. y.. después de genérico y cliché iba algún punto más que acabo de olvidar xDDDDDDDD. 

Y ojo, soy una persona que busca siempre entre toda la morralla que hay buscando las pequeñas joyas ocultas, y cuando encuentro una de esas joyitas verdaderamente que la disfruto. Algo como Hunter x Hunter deconstruyéndo el género como pocos shonen se atreven a hacer, o Eve no Jikan, Perfect Blue.. etc. Pero al final es la sensación la que determina si el anime en conjunto merece realmente la pena.

De hecho, me atrevería a decir que la personalidad japonesa, la presencia de una cultura tan distinta y lo sobrecargados que son los animes con personalidades en sus personajes tan exageradas, historias tan extravagantes y randoms, con un humor tan explosivo.. son las verdaderas causas del cansancio que transmite el anime en cantidades considerables de él. Porque sí, son muy genéricos y clichés, porque pocos aportan frescura o algo realmente nuevo, pero si no fuera por lo exagerado de sus historias y personajes, por haber plasmado en ellos una cultura, costumbres y una personalidad tan distinta a la nuestra, y porqué no decirlo, tan exagerada también en su forma de ser, lo mismo sería todo más fácil de digerir pasado unos años y unos cuántos centenares de animes.

Quiero aclarar que excluyo un poco al manga. He leído un montón de manga y si bien pecan de lo mismo cuentan con la ventaja de no estar incompletos, de contar más de lo que cuenta un anime de 12 capitulos, porque sí, ¿de qué sirve al consumidor ver un anime incompleto de 12 capitulos o incluso 24? al final te acaba dando la sensación de estar consumiendo algo de lo que no se van a molestar en acabar, dejándote a medias y con la única forma de poder continuar la serie leyendo el manga.. y bueno, no siempre el cambio de la animación a la lectura es digerible y no porque cueste leer manga, en mi caso me resulta mejor leerlo que verlo, pero el cambio en sí te acaba rompiendo un poco, como cuando estás viendo una serie en vose y la tienes que continuar doblada, o al revés.

No sé, al final todo esto es solo mi opinión y habrá quien no esté de acuerdo, molaría mucho que dejáseis vuestras opiniones al respecto de lo que os parece el anime y la industria en general y que hagáis una reflexión personal si de verdad creéis que merece la pena teniendo en cuenta las alternativas que hay.

En mi caso seguiré y sigo leyendo manga, pero el anime lo tendré aparcado hasta nuevo aviso.

Eso es todo, un besi de fresi  Saludo
#2
  • 74
  • 5
  • 0

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime
Me pasa lo mismo. Siempre he visto ánime, incluso, mis series de la infancia eran, casi en absoluto, del mismo género. Vamos, las clásicas que todos conocen y que todos, alguna vez, vieron aun sea 1 capítulo. Pero, esa experiencia la guardo en mi recuerdo y nada más. 

Llevo, aproximadamente, 3 o 4 años, sin ver una serie completa, y eso que han habido titulazos muy contados, pero mi mente no las pasa. ¿Por qué? Pues los motivos que diste son más que suficientes, y apuesto que, a muchos que tienen este problema, compartimos. El ánime se ha vuelto como las teleseries y novelas que pasan en la TV, diferentes tramas, personajes varios, una pinta que se la montan como si fuese, dicho coloquial, "la caña de España", cuando realmente la trama es la misma que todas las demas, y la forma en que la llevan pues ni hablar. (Sé que no es lo mismo, pero es un decir, lamentablemente el ánime peca de lo mismo). 

Aún sigo consumiendo (cualquier cosa) de allá, ya sea música, imágenes, mangas, juegos, etc, pero dedicarme maratones de ánime como antes, no. Mi mente no lo tolera. Y no descarto la posibilidad de que aparezca una serie que me enamore y le dedique tiempo, pero posiblemente sea 1 de un catálogo enorme que no deja de crecer. *Suspiro* O el ánime está más malo que antes, o nos estamos poniendo viejos.
[Imagen: Hetugi0.png]   

[Imagen: wdEdiBZ.png]       [Imagen: 5lgLCNp.png]
#3
-K-
The unrequited dream... The unattainable
Member
  • 700
  • 38
  • 39

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime
Pues yo tengo "suerte"... o bueno es que mi caso es totalmente al contrario. Yo empecé a ver anime hace 8 meses (mas o menos cuando me inscribí en el foro) porque las series de Netflix las tenia aburridas o por lo menos no había muchas buenas. Ahora, no tengo duda que al ritmo que voy (no lo diré por honor xD) no tardaré en sentir lo mismo, ya que con solo dos "temporadas" invierno y primavera ya se repiten muchas cosas y al final pasará como con Netflix, que solo se salvarán muy pocas obras de arte... 

Pero de momento seguiré con el carpe diem : )
[Imagen: w2xRw7M.jpg]
Sian : )
[Imagen: B5sk7Uh.png]
K-Rawr-Life (Draco design)

Sian - ZoomKobatochan - Emú (Never forget)Koyomi - Koyomi 2 - Writers - Discord
#4
Mushi
Albóndiga de macarrones
Desterrado
  • 506
  • 39

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime (Última modificación: 15-04-2019, 09:44 AM por Mushi.)
Supongo que los animes genéricos son mucho más fáciles de producir y si además la gente lo consume porque les sigue gustando o porque no están dispuestos a salir de su zona de comfort, seguirá dando muchos beneficios. Si las productoras tienen que decidir entre hacer un anime del montón que va a tener un público fijo, o hacer uno que requiera más trabajo sin saber si tendrá un mínimo de éxito, dudo que la mayoría de ellas se decidan por arriesgarse y apostar. 

Llevo ya una temporada larga saturada del anime y tampoco tengo tiempo (ni ganas) de andar buscando gemas. Alguna película sí he visto últimamente, me entraban ganas de retomar algún anime o ver alguno nuevo y a los pocos capítulos lo acababa dejando. Antes me veía algunos animes de esos normalillos, por verlos, por entender el hype que había o porque tenían un algo, pero ha llegado un momento en el que ya me resulta cansino. Dedicarse a buscar algo original, que además te llegue a gustar o impresione, es una tarea muy pesada.

Hago intención de ver las recomendaciones que me hace gente de la que me fío y al final, entre el hartazgo y que estoy siguiendo algunas series de actores, no los empiezo. Por ahora me dedico solamente a leer manga de vez en cuando.
#5
  • 79
  • 4
  • 2

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime
Estoy en una situación similar, yo veo anime desde niño y me considero no un gran conocedor pero mi experiencia tengo en esto y siempre han habido series genéricas pero de entre todo lo que sale nuevo cada 4 meses siempre habían unas 5+ series que valían mucho la pena ver, series de unos 24 episodios que contenían personajes e historias muy buenas pero desde hace unos 7 años para acá e notado como el Ecchi sin sentido va ganando terreno o las historias en las que un donnadie muere o de la nada se va a un mundo alterno donde se cambiarte en el rey del harem y el más fuerte del lugar, esto siempre a estado pero nunca se abusaba de ello como ahora que está abarrotado de eso, personalmente en los últimos 5 años apenas e visto en total unas 4 series completas, la mayoría ni me molesté en verlas y otras tantas las empecé pero a los 3 episodios ya no quise saber nada, supongo que se debe a que como en todo hay cambios generacionales, personas como yo o muchos de ustedes ya superan los 20 años y hay responsabilidades en nuestras vidas por lo que hobbies como el Anime, pasan a un muy segundo plano, además que por madurez mental empezamos a ser más exigentes con el contenido que consumimos por lo que tonterías ecchi y chistes varatos no llaman nuestra atención por lo que para los productores de Anime obviamente van a dedicarse al publico que si les consume mucho diariamente y que además si gustan de series genéricas y eso pasa en todos lados, en el cine, por ejemplo, el terror a ido en decadencia porque de a poco se empezó a imponer lo políticamente correcto, de ves en cuando sale alguna que es buena como It de 2017 pero aun así se queda corta comparada con lo que era el terror de antaño incluso muchos directores del genero mencionan constantemente que quienes ponen el dinero siempre recortan las películas censurando para que no sea exclusiva de un publico más maduro y que así más personas puedan entrar a la sala de cine y como dije, esto mismo le ocurre a todo, cambios generacionales.
#6
TaigaFreak
Newbie
Newbie
  • 12
  • 0
  • 1

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime
Yo hace mucho tiempo que amplié mis horizontes y no solo me centre en el anime sino en la cultura japonesa en general, disfruto tanto o igual viendo anime, leyendo manga, una novela ligera o escuchando jpop. Pero entiendo el punto, la cantidad de morralla que sale últimamente es impresionante, yo veía anime en plan masivo hasta el 2005 aprox y la calidad que había entonces con lo de ahora es bastante notoria, el exceso de fan service, la censura ridícula que hay en muchos animes con respecto al manga hacen que invertir media hora de mi vida en ver un anime cliché no me compensa en lo absoluto. No os podéis imaginar la cantidad de mangas de altísima calidad, pero con historias que se salen un poco del canon establecido y no llegan a ser muy populares y no producen anime. Ahora por otra parte tenemos que aceptar que mientras el Cine en general es mundial no solo consumimos lo de Hollywood, en cambio el Anime solo se produce en Japón (sin contar el donghua que eso no nos llega pero existe) y eso limita mucho los contenidos a su idiosincrasia, aunque todos admiramos su cultura los japoneses son de las personas más "cuadradas" que os podéis imaginar, es muy difícil que haya innovación por allá, las ideas locas las tuvieron en su momento, lo que hacen generalmente es ir a lo seguro y lo hacen porque su propio público que consume ello lo pide así, tenemos que entender que aunque el anime se distribuye mundialmente sigue siendo un producto creado por y para Japoneses, creo que ese es precisamente su encanto porque no está pensado para nosotros ellos son los que compran el merchandising nosotros prácticamente no les entregamos nada de dinero.
#7
AlexNihilist
Newbie
Newbie
  • 34
  • 8
  • 5
No tienes logros obtenidos





Mi hartazgo con el anime
El mayor problema es que se trata de una industria gigantesca, en la que se hace casi imposible producir un anime sin contar con material detrás. La mayoría de animes que vemos hoy en día se crean para publicitar light novels o mangas exitosos. La producción de una serie puede alcanzar la friolera de 2 millones de euros (más de 2,2 millones de dólares) y las empresas de animación se adhieren a contratos muy estrictos. El margen de beneficio es poco y no se tiende a lo nuevo, a lo original, por miedo a que esa fórmula nunca antes vista sea un fracaso. ¿Quién asumiría ante semejante circunstancia la pérdida de beneficios o incluso las deudas del estudio? En la industria del entretenimiento  no es fácil innovar sin riesgo. Por otro lado, es cierto que en los últimos años todo se ha vuelto excesivamente repetitivo, casi hasta el hartazgo. Pero tenemos la suerte de que con cada temporada, a pesar de sacarse 20 animes mediocres o directamente malos, también nos topamos con uno o dos que sí merecen la pena. A veces incluso, como uno que brille con luz propia.
Al final es cuestión de perspectiva, todo con moderación se lleva bien, pero desde el momento en que consumimos el medio sin control acabamos aborreciéndolo por puro instinto, como ocurre con la música, cuando escuchamos la misma canción que nos vuelve locos una y otra vez hasta que ya no podemos más. Un saludo.
Lo importante no es mantenerse vivo, sino mantenerse humano
#8
SrDíptero
Artrópodo
Desterrado
  • 90
  • 8

Logros automatizados

[ Ver todos ]
0 Z





Mi hartazgo con el anime
Capitalismo :D

El capitalismo premia antes al dragonball z o a los Vengadores de turno que una obra interesante de verdad. Y como la animación no está tan asentada como el cine o la imagen real, se corren menos riesgos en cuanto a propuestas. Si en el manga hay más variedad es porque requiere de una inversión mucho más pequeña, el riesgo es menor y el dinero es bastante más fácil de recuperar.

Eso es lo que te decía de que el capitalismo es la descripción de la falacia de la mayoría. Según su lógica, es mejor y merece más dinero un dragonball z por vender mucho que, no sé, FMA, Monster o Angel Beats por no vender tanto.
#9
Momo-AnarquiCat
Aprendiz de ninja
Desterrado
  • 132
  • 21

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Mi hartazgo con el anime (Última modificación: 24-05-2019, 11:52 AM por Momo-AnarquiCat.)
Vaya es un tema que entiendo bastante bien, aunque creo que no estoy en la misma situación que tu, al menos ahora.

Desde los 13 hasta los 18 o 19, vi mucho anime, leí mucho manga, vi más anime y leí más manga.... Y luego me quedé seca. Me costaba enganchar, había series que me repelían apenas empezarlas y siempre tenía esa sensación de "esto no es lo mismo que antes". Seguí viendo, claro, las películas de Ghibli, adoré las de Satoshi Kon y disfruté de algún extreno de temporada en su momento como Shingeki no Kyojin.... Pero me alejé muchísimo del consumo del anime, y en menor medida del de manga. Sabía que si buscaba habría cosas buenas, pero la sola idea de buscar me daba pereza.

Así que dejé de ver anime salvo alguna cosa ocasional (vi Magi, Shingeki no Kyojin y Barakamon, las dos primeras las disfruté y de la segunda puedo decir que la adoré con fuerzas). Manga si que leí más, pero desde luegto bajé, y mucho, mi ritmo. Aún así por alguna razón diría que el manga se me hacía mucho más cómodo (lo podía leer en la tablet, cuando quisiera, manejando mis tiempos) y me era más sencillo enganchar obras interesantes. Pero mi consumo bajó mucho.... Eso sin lugar a dudas.

Creo que el problema aquí, a parte de lo expresado por Díptero, no es tanto la producción ingente, que también, si no la falta de inversión y cuidado y con cuidado me refiero al cuidado de sus trabajadores. El anime es una industria sumamente sobrexplotadora, y que busca ofrecer sus productos no como arte si no como entretenimiento barato. Barato de consumir y sobre todo barato de producir. ¿Esto a qué lleva? Necesariamente a una bajada de la calidad... Y no es tanto una bajada de la calidad por la animación (con la animación limitada se pueden hacer cosas muy expresivas y expectaculares) si no del espacio creativo para los que generan contenido. No tienen tiempo (las exigencias de la industria son bestiales) ni dinero para procurarse buenos guiones y pensar historias creativas por lo que necesariamente acuden a clichés que saben que van a vender, al humor fácil y a la sobresexualización de sus personajes. De ahí que tenemos géneros que no tienen nombre pero que claramente están constituyéndose como el de "chicas monas haciendo cosas mientras son monas" o "japonés otaku que reencarna en un mundo fantástico lleno de waifus", y también por eso se sigue emitiendo Dragon Ball.

Evidentemente siempre va a haber una "falta de originalidad" no solo porque salgan muchos animes al año si no porque, diablos, la humanidad cuenta historias desde que existe, y claramente va a haber tramas, temas, personajes, etc, que se repitan.... Pero el problema aquí no es la falta de originalidad en ese sentido, si no la sensación de producción en serie. Es decir, creo que a cualquiera de nosotros se nos ocurren miles de ideas que podrían ser super guays en un isekai, ¿ no? Osea, persona normal viaja a mundo mágico... ¡MILES DE IDEAS! .... Y si pensamos en los animes de hace unos años que eran Isekais, vemos que de hecho, hasta cierto punto, esas ideas se explotaban: Historias como Reyearth, Escaflowne o Inuyasha aún teniendo todas el tópico de chica o chicas trasladadas a mundos fantásticos donde habitan husbandos, ofrecían suficiente variedad entre si como la distinguirse unas de las otras en varios aspectos tanto estéticos como argumentales. Ahora tenemos muchísimos isekais, uno detrás de otro, todos, absolutamente todos iguales, protagonizados se diría incluso por el mismo tipo, y a parte, poniendo a los personajes en situaciones que los separan del mundo y les impiden participar de él realmente, alejándolos de sus personajes. Algunos lo hacen mejor y otros peor, y la verdad disfruté del manga del slime, que creo que tiene anime.... Pero no puedo dejar de pensar que todos están saliendo de la camada de Sword Art Online, y de hecho los mundos se organizan de formas muy videojueguiles.

Con los animes de chicas haciendo cosas como chicas monas, pasa exactamente igual. A mi se me ocurren miles de ideas sobre las aventuras que puede tener un grupo de amigas, y honestamente, hasta celebro que haya historias protagonizadas por chicas que no necesariamente incluyan el romance entre sus temas a tratar y se centren más en la amistad y estas vainas. Pero si miras un poco TODAS las chicas son iguales, surgen de los mismos arquetipos que en su día marcó Lucky Star pero peor (ojalá se acercaran un mínimo a Lucky Star), porque de hecho, la sensación más bien es que son un harem... Pero sin tío. Y creo que hay pocas formas de denigrar a un grupo de amigas más flagrantes que basarse en los animes harem para hacerlo... Porque no las estás pensado como seres humanos si no como ideales desde una óptica masculina. Y de nuevo, NO TODOS LOS ANIMES SON ASÍ, y lo se, y me consta, de hecho le tengo muchas ganas al de las niñas que se van a la Antártida y Hisone to Masotan te sorprende tomando una temática bien feminista.... Pero por más que yo entienda que Lucky Star realmente va de lo guay que es ser otaku y entienda que Hisone to Masotan es una serie feminista sobre el acoso laboral y que la serie de la Antártida va sobre el coming age de las protagonistas y blablabla, entiendo que alguien de buenas al primeras, por la pinta que tienen, rechace estos títulos, porque parecen lo que parecen. Son series que te cansan antes de verlas si quiera.

¿Esto también pasa en el manga? POR SUPUESTO. Pasa mucho. De hecho muchos de estos animes, como poco la mitad, surge de mangas.... ¿Entonces por qué da una sensación diferente? Creo que por dos motivos. El primero y más evidente es que el manga es que si bien el manga tiene las mismas exigencias y sobrexplotación del anime, la inversión es menor y por tanto los riesgos son menores, como decía Dip. Esto hace que sea mucho más fácil dar luz verde a historias con premisas y temas más arriesgados. Por ejemplo, hay un manga llamado "Mi Experiencia Lesbiana con La Soledad" que se fue un éxito de ventas en Japón y ahora se está publicando en España y es básicamente una autobiografía/ensayo sobre la depresión y como se vive desde dentro. Esto dificilmente lo veremos en anime.  En manga podemos encontrar temas censurados para la tv, premisas super experimentales... Y dar con ellas tampoco es tan difícil porque, precisamente por ser diferentes destacan. Hay gente que las busca y habla de ellas.  Este tipo de premisas, y solo si no se arriesgan con temas demasiado delicados y se mantienen en demografías seguras, solo llegarán al anime si el número de ventas, no es ya que sea existoso si no lo suficientemente alto como para asegurar la rentabilidad de una serie. De hecho si pensamos en el feminismo, llegó muchísimo antes al manga, donde hay bastantes autoras que lo tratan, que al anime, donde recién hemos podido empezar a ver series con una temática feminista el año pasado con Agretsuko y Hisone to Masotan, ambas por pronto apoyadas por Netflix a parte. Y no solo se queda con eso, son miles de los temas tabú que dificilmente llegan al anime... Desde series muy políticas y lgbt más allá de la ensoñación y fetichización yuri/yaoi hasta simplemente locuras desde la experimentación estética y narrativa.

Hay un manga precioso sobre una pareja gay, Hidamari Ga Kikoeru, que trata sobre la discapacidad y la integración de las personas discapacitadas en la sociedad, criticando fuertemente a la sociedad japonesas.... Y dudo mucho que aún habiendo recibido premios y siendo un éxito vaya a tener anime, porque osan mostrar a los homosexuales no como un fetiche y fanservice si no como personas normales y proyección en sus vidas... Y es que sin ir más lejos, Koe no Katachi salió como película en vez de como serie porque se atreve a abordar el tema del bullyng desde una perspectivas social, criticando al sistema educativo japonés y sus problemas, en vez de abordarlo desde una lógica más personalista, como se suele hacer. Ambas historias resultan problemáticas y polémicas, y es por esto que están vetadas de las televisiones, al menos por ahora. Porque el yaoi y el yuri solo son aceptables si son fetiches y se representan como "etapas de la juventud" en vez de como historias que se proyectarán a futuro como relaciones duraderas, y el bullyng solo se puede exponer desde la superación personal, no vaya a ser que pongamos en entredicho las bases de la sociedad y la educación formal.


La otra gran ventaja del manga es que es de autor. Mientras que los animes son hechos por equipos de personas, los mangas están hechos por un solo autor, o como mucho, un autor y un guionista. Esto ayuda mucho a que la visión personal del autor sea la que se exprese finalmente. Hay muy pocos directores de anime que podamos considerar "autores" y que impriman esa sensación personal en sus obras... Mientras que en el manga, para bien o para mal, esa relación siempre existe entre el creador y su obra. De hecho, aunque no siempre ocurre así, no es raro que en el proceso de adaptar un manga a la animación de la sensación de que se pierda más a que se gane, y creo que tiene que ver con esto. El caso más concreto que se me ocurre en este sentido es la diferencia entre el anime de Akatsuki no Yona y el manga... Mientras que el anime es una cosa que pasa sin pena ni gloria  y que juega a ser medio otome, centrándose en triángulos amorosos y cosas así, el manga es la historia de una mujer que toma las riendas de su vida y de movidas otome ninguna, mucho menos de triángulos amorosos.

Sobre el tema cultural que mencionas no creo que sea un problema. Muchos de los animes que más me gustan, son de hecho muy muy muy japoneses en varios sentidos, y no solo no me molesta si no que hasta me gusta y siento que le añade bastante sal al asunto. Así a lo tonto, a parte de las películas de Satoshi Kon y Ghibli, se me ocurren animes como Mushishi, Shora Genroku Rakugo Shinjuu, katanagatari o las recientes Dororo y Kimetsu no Yaiba, que son súper japonesas y no diría a pesar de ello, si no que precisamente gracias a ello, son geniales. Si me molesta el humor simplón, por ejemplo, pero no me molesta menos que el humor simplón de las películas gringas en plan resacón en las vegas.

En fin, ¿ por qué no siento que esté en la misma posición que tu? Porque he retomado el gusto por el anime y el manga, y ya no me siento cansada de estas ni me preocupa buscar las "gemas ocultas". Probablemente se deba también a que cada vez existen más espacios de crítica y análisis serios de anime, que lo tratan como un  medio artístico y que le exigen un nivel de calidad sin escudarse en el "es solo entretención" y por ello me cuesta menos buscar. También puede ser que de un tiempo a esta parte siento que está habiendo un repunte en la calidad y que ciertas plataformas lo internacionalicen e inviertan en estos dando una sensación de mejor acabado (te miro a ti Netflix). Nunca veré tanto anime como antes, nunca. Y aunque si que leo muchísimo manga, porque me resulta más rápido y cómodo, tampoco será como fue en mi adolescencia.... Me he vuelto infinitamente más selectiva, y de hecho me doy cuenta de que animes que en su momento me gustaron, la verdad es que no son la gran cosa y son series que ahora no vería.... Pero por lo menos puedo decir que lo que veo lo disfruto con ganas y que ya no siento el desencanto que quizás sentía hace un año o así.

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)


Salto de foro: