Creador del tema: Nanaki
Entendiendo el género
Respuestas: 1 Visitas: 86
#1
Nanaki
Sonata Nocturna
Writers Club
  • 183
  • 16
  • 16

Logros automatizados

[ Ver todos ]





Entendiendo el género
Para hablar de los diferentes géneros que se encuentran, tenemos que distinguir, en primera instancia, el género binario y el género no binario.

¿Qué es el género binario?

Lo que todos conocemos ya: hombre y mujer. Generalmente, va ligado a roles de género estereotipados y se asocia a los genitales de nacimiento. Si tienes pene, eres hombre; si tienes vagina, eres mujer.

Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que muestran divergencia con esta perspectiva de género?

El género binario y los trans

Hablamos de trans cuando nos referimos a personas que nacen en un cuerpo que biológicamente no responde a su identidad de género según lo establecido. No es que se hallen en un cuerpo equivocado, es que su percepción del género no se asocia a los genitales, por lo tanto, dará igual si tienes pene o vagina: es tu cuerpo, el que sea, pero ni tener pene te hace menos mujer, ni tener vagina te hace menos hombre.

Aprovecho este momento para hablar de la diferencia entre transexualidad y transgénero: transexualidad engloba a aquellas personas trans que han pasado por cirugía; si no, son transgénero. Parece algo muy simple, pero ahora os voy a explicar por qué simplemente deberíamos hablar de gente transgénero, o mejor aún, de gente trans, a secas.

Durante muchísimos años, se ha estado diciendo que la gente trans se hallaba "en un cuerpo equivocado". Pero, en realidad, solo es un argumento dañino: puedes estar en tu cuerpo, apreciarlo, valorarlo, quererlo... Y, sin embargo, ser del género contrario que te asignaron al nacer. ¿Empezáis a entender el peligro de la palabra "transexualidad"? Si transexual es alguien que se opera para tener cuerpo del sexo contrario (porque, recordemos, el género se asocia al sexo) solo para no tener disforia (luego explicaré qué es) y sentirse en corcondancia sexo-género... Estamos abocando a un sector de la sociedad a que se someta a operaciones peligrosas y lleva un mensaje implicito sobre que la gente trans tiene una enfermedad que hay que corregir quirúrgicamente. Como que no puedes ser hombre si no tienes pene y no puedes ser mujer si no tienes vagina. Aunque sea artificial. Porque si no, es que no estás bien de la cabeza y nunca vas a ser lo que realmente eres, por mucho que te engañes. Esto ha dañado seriamente la salud emocional de muchas personas trans y les ha minado la autoestima: "Soy un hombre, pero si no me opero, voy a seguir siendo mujer, no voy a poder tener la identidad que me corresponde". Por ejemplo. Y en esas operaciones puede haber complicaciones de salud física (sin olvidar que durante décadas ha habido gente trans que ha muerto sometiéndose a dicha operación). 

Entonces, ¿qué hacemos? Mucho más fácil: hay que educar a la gente para que se sienta conforme, a gusto con su cuerpo, sea como sea, muestre las características que muestre. Al fin y al cabo, la única "disonancia" no es una cuestión sexual, sino de género (de ahí que sea mejor acuñar el término "transgénero" que "transexual", porque en el fondo, un "transexual" es un transgénero). Si aceptamos que el género no tiene por qué ir ligado a un tipo determinado de cuerpo, podemos dejar de hablar de transexualidad y, por lo tanto, podemos dejar de ponerle travas a la gente trans para que puedan identificarse socialmente como lo que verdaderamente son, sin pasar por estudios psicológicos, ni hormonización (esto último, si es que no lo desean).
De paso, se podría luchar contra la disforia. Ahora sí. ¿Qué es la disforia? La disforia es aquello que una persona trans siente cuando no se siente a gusto con alguna parte su cuerpo. Puede pasar durante todo el tiempo o solo en situaciones puntuales. Por ejemplo, una chica trans puede tener disforia con respecto a su pene; o un chico trans puede tener disforia solo en los momentos en los que sale a la calle y se ponga la ropa que se ponga, se le noten los pechos.
Aun así y como coletilla final, diré que hay personas trans que se quieren operar por propia voluntad, no por presión social, sino porque ellos sí que necesitan ver esa concordancia de sexo-género. En ese caso, pues hay que dejarles que lo hagan, si es lo que desean. La cosa es no ser nosotros como sociedad los que les impulsemos a hacerlo con tal de que reconozcamos su género real.

Ahora bien, ¿Y si hay personas que no se identifican como hombre o como mujer?

El género no binario, los otros trans

El género no binario es todo aquel que no lleve consigo una identificación de 100% hombre o 100% mujer. Hay varios tipos de género no binario, pero yo os hablaré de los principales, para no excederme en informaciones y confundiros:

- Bigénero. Se siente de ambos géneros. Esto sucede cuando la persona ve que una parte de ella es masculina y la otra es femenina, ya sea a partes iguales o en porcentajes desproporcionados (por ejemplo, 70% hombre - 30% mujer).
- Agénero. No se siente de ningún género en particular. La persona no termina de encajar la idea de un género para sí. Piensa en sí misma como hombre y no lo ve claro; piensa en sí misma como mujer y tampoco lo ve claro.
- Genderfluid o género fluido. Dependiendo del momento, se siente de un género u otro. Quizás son los más difíciles de comprender, pero también son los más visibles: si son biológicamente mujeres y les tratas en femenino, en ocasiones se sienten bien y en otras ocasiones se sienten molestas porque se sienten más en masculino. También son esas personas que se visten acorde a como se sientan, de esas en las que si nos basamos en los estereotipos de la ropa, un día se visten con ropa de mujer y al otro día se visten con ropa de hombre.

Hay personas que, simplemente, deciden no etiquetarse en un grupo así y prefieren definirse como no binarias, sin entrar en algo más específico.

El colectivo de personas no binarias es el sector de la sociedad que lucha por la aceptación del género neutro. Sin embargo, no todas las personas no binarias están de acuerdo con esto del lenguaje inclusivo y prefieren adoptar la postura de usar pronombres tanto masculinos como femeninos, indistintamente.

Eliminemos los roles y los estereotipos de género: ¿El adiós a los trans?

Definitivamente, no. Es cierto que muchos, cuando salen del armario, acuñan roles estereotipados de género. Por ejemplo, una chica trans empieza a maquillarse, llevar vestidos y demás. Esto puede pasar por varias razones:

1. Tiene interiorizados los estereotipos de género y los adopta una vez se identifica con tales y puede expresarlos públicamente.
2. Aunque no cree en esa división de estereotipos, se siente forzada a seguirlos para la aceptación social.
3. Simplemente, le gusta ir así y no tiene nada que ver con los estereotipos, a pesar de que desde fuera pueda parecerlo.

Sin embargo, la mayoría, tanto de trans binarios como de trans no binarios no se identifican con su género asociándolo a roles y estereotipos impuestos por la sociedad. Si se sienten de un género distinto al asignado al nacer, no es porque, por ejemplo, una persona asignada como chica le gusta llevar el pelo corto, jugar al fútbol y vestir con ropa socialmente asociada a los chicos. Una persona asignada chica puede ser que guste de todo eso, pero nunca será la razón por la cual con el tiempo termine dándose cuenta de que en realidad es un chico. El género es más complejo que los roles y los estereotipos que lo conforman. En cierto modo, es una manera de sentir. Y es algo que tienes en tu interior y que lo sientes de esa manera. Esa misma persona asociada como chica, podría ser una persona que guste de llevar vestidos, jugar con muñecas y llevar el pelo largo... Y aun así sería un chico.

Un sector olvidado: travestis y tomboys

Hablo de ellos aquí porque esto en nada les afecta el género. Muchas personas piensan que un hombre vestido de mujer es en realidad una chica trans encubierta. Y no. Para empezar, asumiendo que viste con ropa del sexo contrario, estamos asociando a la ropa un género y olvidando que son pedazos de tela sin más y que tendríamos que olvidarnos de este tipo de asociaciones. Pero omitiendo ese detalle, una persona puede vestirse como le dé la gana y no por ello ser de un género diferente al asignado al nacer. Puede ser que sí y puede ser que no.

Un travesti es, simplemente, un hombre que se viste como socialmente está estipulado que debería vestir una mujer. Una tomboy es una chica que gusta tener apariencia de lo que socialmente está estipulado que es o debería ser un hombre. En este último caso, ¿no os ha pasado nunca que veis a alguien por la calle y no sabéis si es un chico o una chica? Si hablando con esa persona resulta que no es un chico cis, ni es un chico trans... Quizás, y remarco quizás, sea una tomboy. Lo que vulgar y despectivamente se conoce como 'marimacho' (por favor, no uséis es ese término, porque es horrible).

¿Tiene esto que ver con la orientación sexual? No. Estas personas no tienen por qué ser homosexuales o bisexuales. Pueden ser perfectamente heterosexuales o de otras orientaciones.


Y bueno, no quiero extenderme más. Si tenéis alguna duda puedo elaborar posts hablando de otro tipo de cuestiones o si es de respuesta más o menos corta os respondo aquí mismo. Sin problema, no temáis en preguntar. Sobre todo porque tengo la sensación de que me estoy dejando cosas, pero he hecho este post en dos días y soy incapaz de relacionar qué me estoy dejando.
[Imagen: 3sbAx4u.png]
#2
SrDíptero
Artrópodo
Desterrado
  • 90
  • 8

Logros automatizados

[ Ver todos ]
0 Z





Entendiendo el género
Genial tema, no tengo nada que añadir. Recomiendo a todo el mundo que lo lea :D

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)


Salto de foro: